Comprar M�sica/Buy Music



< Home / Catalogo >

BUSCAR



Muy poco se conoce de la música de Guinea Bissau. Fue antigua colonia portuguesa en África, y eso implica, en la medida que haya influido, un gusto por la melodía y por las cadencias dulces. Algo que, desde luego, nos ofrece Fernando Jorge da Silva, Bidinte.

Pero él nos brinda muchas más cosas. Nos trae los ritmos de su país, en especial el gumbé que se está poniendo de moda en toda el Africa occidental, y también su interés por el flamenco, del que quedó enamorado en cuanto pisó suelo español.

Por eso en su ópera prima Kumura se ha rodeado de músicos que tienen una especial sensibilidad con el arte gitano andaluz, como Paco Cruz (guitarra), Jorge Pardo (saxo), Dino del Monte (zimbal) o El Bolita. También identificaremos enseguida la voz de Rasha, quien canta en La Sal de la Vida su preciosa canción N'na dau un beijo.

Bidinte ha estado unos cuantos años por Madrid dándose a conocer. Su disco se ha hecho esperar. Ha valido la pena. En Kumura lo tenemos todo, su guitarra, su sensibilidad, sus percusiones, su voz y, sobre todo, sus deliciosas composiciones

Comprar


Bidinte, born in Bolama, the ancient capital of Guinea–Bissau, had his first contact with music at the age of fourteen. He found a mandolin in an old abandoned house and started to play with his friends the traditional music of the gumbé, teaching himself this instrument just by listening to the popular music of his country.

Although his father insisted that he should become a doctor like himself, he kept on playing music and composing songs with his friends from the Ajuda quarter, the part of the town were the most musicians are located.

After several projects and CD releases, among them three recordings with the Spanish–Portuguese band Docolma, Intuition–Nubenegra now presents his first solo recording Kumura which leads us directly into his style of “rumba-flamenca” deriving from the influences of his musical tradition of the “luso-african”.

Comprar


Llegó de Guinea Bissau y se instaló en Madrid. En la capital, uno de los oídos más finos a la hora de descubrir los sonidos del mundo (Manuel Domínguez) le ha dado la oportunidad de grabar para NubeNegra su primer disco, Kumura. Un trabajo que demuestra la perfecta capacidad de la industria de este país para llegar a los niveles europeos en el ámbito de las músicas del mundo. Se puede, y Domínguez lo está demostrando con creces (Hijas del Sol, Vieja Trova Santiaguera , Rasha, Seydu, Saharauis...) desde hace ya mucho tiempo. Así que no debería sorprendernos que Kumura sea una maravilla. Una preciosa colección de canciones de la costa occidental africana que nos introduce en la sensibilidad y el talento de Bidinte, joven de espléndida voz que nos descubre la belleza de las melodías y la riqueza rítmica de esos países donde hasta el silencio se puede bailar. Canciones como Ami cu awini o Ke cu minino na tchora desarmarán al más reacio, Kumura se mece sensual, con la La rumba del viajero se presenta cortés y arnigablemente—aunque un tanto forzado—en castellano, en ''Gumbe'' aligera el paso con los tambores... Bidinte acaba tejiendo un tapiz colorista, seductor y cómplice para dar un paso adelante en el inevitable camino hacia la multirracialidad a la que aún nos resistimos. Estamos ante un disco honesto que llama la atención de todos ante un fenómeno que tenemos en casa: la inmigración de otros colores, de otras latitudes y, lo que es más importante, de otras culturas en las que contemplarse—no ensimismarse—para seguir aprendiendo, para crecer en salud y curarse en tolerancia.

Jordi Turtós
Efe Eme