Comprar M�sica/Buy Music



< Home / Catalogo >

BUSCAR



La nueva aventura de Luís Delgado en torno a la poesía medieval de raíz árabe, le lleva, ahora, al terreno de las muwaxahas. Se trata de una forma poética autóctona de Al-Andalus, pero que en muy poco tiempo se extiendió por todo el orbe medieval, encontrándose, además de en numerosos poetas arabo-parlantes, en textos tan distantes como los Meinnesinger alemanes, los Trovadores occitanos, las Cantigas del Rey Alfonso X, e incluso los poemas del franciscano Jacopone da Toddi, ya casi en el siglo XIV.

Pero las muwaxahas que nos ocupan en concreto, son aquellas que presentan una característica enormemente peculiar: están escritas en varias lenguas. Al final de estos poemas, encontramos la llamada “jarcha” o estribillo, que cierra el texto con una copla -a veces común a diferentes muwaxahas, a veces de tono popular- y que frecuentemente se pone en labios femeninos.

A la fecha se han publicado en todo el mundo cientos de trabajos de investigación al respecto, pero son muy pocos los que han recorrido el camino de vuelta, llevando estos poemas a su ámbito de origen: la música. Algunos autores han puesto música a la parte romance de la jarcha, pero nunca a la muwaxaha completa.

De nuevo, Luis Delgado ha querido que fuese un cantante marroquí, su habitual colaborador Mohamed Serghini el Arabi, el que pusiese voz, por vez primera, a estos poemas. En el comienzo del disco, y tras un paisaje sonoro que nos transporta a las puertas de la España musulmana, resuena el eco de la jarcha: “Ya mamma, mew el habibe, bais e no mas tornarade.” (¡Ay, madre! mi amigo se va y no regresara más).

En el disco encontraremos cinco muwaxahas con sus jarchas correspondientes, cuyos textos pertenecen a poetas españoles, de los siglos XI al XIV. La música original está compuesta Luis Delgado, sobre los esquemas estéticos andalusís. También se incluyen dos temas instrumentales y otros dos del repertorio Tradicional Andalusí Marroquí. Todo ello está acompañado de una extensa información que sitúa al oyente en su contexto histórico.

Entre los músicos hay que destacar, además de la colaboración del ya mencionado Mohamed Serghini el- Arabi como cantante solista, la participación de Jaime Muñoz (La Musgaña), César Carazo (Quarteto de Urueña), Yammal Eddine Ben Allal, Director del Conservatorio de Tanger, Javier Bergia, Cuco Perez y la colaboración especial de la voz Maria Luisa Garcia, del grupo “Raices”, dedicado a la música Sefardí .

Luís Delgado: oud califal, oud oriental, laud español, guitarra ebow, bandurria, cumbuç, guimbri, saz, santur sampler, suissen, teclados, mellotron, dohola, darbuka, tar, bendhir y karakebs
Mohamed Serghini el Arabí: voz, alto aldalusí, darbuka, tarija y tar andalusí,
María Luisa García Sánchez: voz
Yammal Eddine ben Allal : violín y oud oriental
Jaime Muñoz: kaval, murali, axabeba, clarinete y bansuri
César Carazo: viola de brazo y coros
Cuco Pérez: piano
Javier Bergia: darbuka solista


Comprar


The new adventure of Luis Delgado centered on the medieval music leads him to the muwaxahas: a poetical form originated in Al-Andalus which within a short time extended all over the medieval orb. A poetry that influenced not only Arabic-speaking poets but also German Minnesingers, Troubadours Occitains, the Cantigas of King Alfonso X and the Franciscan Jacopone da Toddi in the XIVth century.

The muwaxahas on this album present a very particular characteristic: they are written in different languages. The poems close with a verse called “jarcha” that sometimes shows certain similarities in different muwaxahas as well as specific popular elements; frequently interpreted by women.

Until today hundreds of investigations concerning the muwaxahas have been published; but there are only a few which followed the way back to their original environment: the music. And although “jarchas” have been used in a handful of compositions, until today no musician has interpreted a complete muwaxaha.

Once again Luis Delgado decided on a Moroccan singer, his habitual collaborator Mohamed Seghini el Arabi, who for the first time should give voice to these poems. While listening to the CD and crossing the soundscapes of the ancient Moslem Spain resounds the echo of the jarcha: “Ya mamma, mew el habibe, bais e no mas tornarade.”

On the album we will find five muwaxahas with their correponding jarchas, whose lyrics trace back to Spanish poets from the XIth to the XIVth century. The music composed by Luis Delgado follows the aesthetic schema of Al-Andalus. The album includes two instrumentals as well as two songs based in the traditional Al-Andalus Moroccan repertoire. The booklet contains detailed information that give the listener an insight into the historic context.

Comprar


Si las cuentas no fallan, As-sirr es el primer trabajo de Luis Delgado después de su álbum en directo (Tánger) y de servir en Damasco de interlocutor de excepción a Maria del Mar Bonet ante la imponente orquesta de profesores sirios que utilizó en Amic, amat. A sus grabaciones le precede siempre un encomiable trabajo de investigación, que en este caso le ha llevado a las sugerentes muwasahas de los siglos XI y XII, tomadas aquí de las traducciones efectuadas por don Emilio García Gómez. Estas aún no del todo conocidas composiciones poéticas tuvieron su origen en un poeta de un pueblo cordobés llamado Muqaddam Ibn Mwafa (el ciego de Cabra), cuyas últimas estrofas (jarchas) estaban escritas en una lengua romance precursora de las habladas actualmente. Su recreación musical es una vez más espectacular, dejándose llevar por el sentimiento embriagador que con seguridad animó la escritura de estos textos. En algunos casos se ha servido de elementos exógenos, como la orquestación que abre el tema “Bilaya”, o en esa otra pieza (“Ya, corazón”), recreada sobre una melodía de origen yemení por haberse extendido hasta aquí el uso de las muwasahas. En cuanto a la parte vocal, cabe destacar que se trata de la primera vez que un cantante árabe, Mohamed Serghini el Arabí, interpreta las dos partes de estas poesías. Hubo otros intentos, aunque sólo desde Occidente y se limitaban a la jarcha (escrita en romance). Pero manda narices que siendo como es uno de los mayores expertos en nuestra tradición musical andalusí, Luis Delgado todavía tenga que pedir públicas disculpas por “horadar” este tentador mundo de amoríos, jardines anaranjados y metáforas hedonistas. ¿Tan implacables son los filólogos con estas cosas?

Gernot Dudda, efe eme 7/12/2007

Tal y como explica Luis Delgado en el libreto del disco el término As-Sirr proviene del árabe clásico y está dotado de varios significados: el secreto, la clave, el enigma, el susurro. Y eso trasluce este disco, un campo de experiencia poético-musical sembrado por una belleza secreta, atemporal, innombrable e indefinible.

Miki Torrents, Ritmos enero/febrero 2008