Comprar M�sica/Buy Music



< Home / Catalogo >

BUSCAR



A pesar de su larguísima trayectoria profesional, más de treinta años cantando, y de haber participado en numerosas grabaciones, Deseos es el primer disco íntegramente protagonizado por Mariem Hassan.

Ahora, la música respira aires más universales. Una buena muestra es “La tumchu anni”, un blues inequívoco, en el que cuando Mariem articula la primera palabra, lo traslada a su terreno y entra así una ardiente brisa del desierto que caldea la canción. Y es que las guitarras en Deseos campan libres, fruto del entendimiento durante los dos últimos años de Baba Salama y Boika Hassan en los escenarios, presentando el disco que la ha dado a conocer en medio mundo: Mariem Hassan con Leyoad.

Los dos músicos, siempre al servicio de Mariem, han ido incorporando todos aquello que hacía más fluida su música y que, sin salirse del haul, enriquecía las canciones. Mariem asistía feliz a esa apuesta por la modernización pues, por vez primera, se sentía plenamente respaldada por su equipo. Esa confianza y seguridad se aprecia tanto en directo como en el estudio.

Por desgracia, Baba Salama, artífice principal de este proceso moría -aquejado de leucemia- una semana antes de que el disco viera la luz. Y todo esto en un momento muy delicado con Mariem en plena convalecencia de una operación de cáncer de mama, al final de seis meses de quimio y radioterapia.

Ella, sin embargo, es una mujer con una gran fortaleza mental y ha mantenido sus compromisos tanto en el Mercat de la Música Viva de Vic (17.9.05) como en el Womex (27.10.05) para presentar Deseos. Ha sido medio año fuera del circuito y estas dos citas están siendo dos retos en los que medir las fuerzas con las que encarar la nueva etapa, artística y vital, que se abre después de tantas desventuras.

Deseos, es testigo de excepción de una de las etapas más fecundas del haul saharaui en el exilio. Una hora larga de música en libertad.

Comprar


Unintentionally but unavoidable Mariem Hasan became the representative voice for her people everywhere in the world. And the case is that she has been there all the time, singing, first with Luali (El Wali) then with Leyoad, and even before, above all since the moment when she and her people had to accept the exile to survive.

Her voice always has been outstanding between all female singers of any of the traditional saharaui formations. But it has been in Europe and again pushed by the circumstances when she had to offer a complete recital of the haul with only one percussionist and two guitarists. That where the moments she had to remove again the best of herself in any concert amazing the public and even hers likewise.

Now, after two seasons of enormous battling in countless of scenes, Mariem has launched, after three recordings with other saharaui artists, her very personal solo album under the musical direction and guitar of deceased Baba Salama, with her brother Boika on guitar too and the push of the percussionist Leila. Three of the best musicians coming out of the refugee camps of Tinduf.

The mutual understanding of the quartet can be appreciated in La tumchu anni, an impressive blues with taste of sand and sun and whose title don’t desert me remembers that the situation of her occupied country is still unsettled. In Magat milkitna dulaa the two electric guitars let Mariem and her voice fly with unique energies into the four directions of the wind. And finally we can listen to the electric version of the Intifada, her best known song related to a rising in the occupied territories.

Buy

Mariem Hassan, el oasis.
La cantante saharaui Mariem Hassan ofreció un intenso recital en el que encontró constantemente el aplauso y el jaleo del público. Su voz, sus canciones, de las que es autora, siguiendo la música tradicional saharaui, Haul, pueden venir a representar el oasis dentro de las duras condiciones de vida de los refugiados Saharuis en el Tinduf argelino. Su majestuosa voz se lanza sobre un acompañamiento básico de guitarra, bajo y percusión, y su baile y su gestualidad acaban de redondear lo que se nos presenta en escena. Riqueza y ritmos y vocalización prodigiosa dan vida a un canto y un sentimiento con los que hoy Mariem recorre el mundo y nos entrega su vida hecha canción.

Javier De Cambra
19 diciembre 2004 La Razón

La música de los saharauis está marcada por la necesidad de levantar la voz para sobrevivir a la ocupación, el exilio y el olvido. El haul es el blues del desierto y Mariem Hassan su voz más destacada. El disco que le dio a conocer fue Mariem Hassan con Leyoad (2002). A principios de este año comenzaba a grabar Deseos (Nubenegra), el disco con Mariem como protagonista única, el que la colocará en un puesto de honor en las músicas del mundo.

José Manuel Gómez
10 octubre 2005 Tiempo de hoy

Las canciones de Mariem son poemas que brotan como oasis en la aspereza de las dunas. Gotas de rocío que cubren el manto cambiante de la desolación. Aquí no hay trucos ni efectismos. Los arreglos se insinúan con la ligereza de una serpiente que quiere pasar desapercibida. Calificarlo de delicia es poco.

Miguel Ángel Sánchez Gárate
Noviembre 2005 Todas las novedades del mes

Der Gluthauch der Wüste
Eime, raue, eine kraftovolle Stimme, heiss, wie der Wünstensand, in dem die Sängerin mit ihrer Familie lebt.
Sie singt auf Hassania, der Sprache der Saharauis, aber ihre Botschaft teilt sich unmittelbar mit. Die Songs auf dieser, ihrer dritten CD sind eine Mischung aus traditionellen Volksliedern und politischen Kampfgesängen, traditionell in Struktur und Stimmführungm modern in der Textgestaltung und der Instrumentierung. Begeleitet wird Mariem Hassan von zwei Gitarren, und dem “Tebal” (Bodentrommel). Diese Mischung ergibt eine eigene Variante von World Musik, eine Art Wüstenblues – freilich ohne die Struktur des amerikanischen Blues – von hoher Intensität. Aus Mariem Hassans Liedern klingt der Gluthauch der Wüste, klingen Klage, Trauer und Trotz.

Von Hannes Hansen
Septiembre 2005 Kieler Nachrichten

Las tradiciones (impostadas)
A Mariem Hassan, una suerte de Janis Joplin de las arenas, le sobra capacidad para sorprender y encandilar.
Mecida por una guitarras eléctricas nervudas y vibrantes, afiladas como se estila en los mejores blues, la voz de la cantante del Sahara Occidental afincada en Barcelona se derrama con una inusitada potencia, como un río caudaloso y subyugante, como unas dunas hermosamente sinuosas. Por momentos, uno piensa también en el rock esquelético y en las aristas peligrosas de PJ Harvey.
Luego, la sabiduría rítmica (en algunas ocasiones verdaderamente minimal) de las percusiones tribales y el sosegado desarrollo de las canciones –sin prisa pero sin pausa– recuerdan que esta mujer nació en el desierto, donde se supone que nada se sabe acerca de los pellizcos de la emoción eléctrica. Se supone.
Sin la menor duda, lo mejor de la noche.

Francisco Camero.
22.mayo.2006. Diario de Sevilla.

Mariem Hassan, charismatic like a Janis Joplin of the desert, brilliant with an exceeding aptitude to surprise.
Swayed by powerful electric guitars, sharpened like in the best blues, the voice of the singer of Western Sahara, now based in Barcelona, pours out with and extraordinary power like a wide and captivating river, like beautiful and sinuous dunes. For moments you think about the skeletal rock or the dangerous edges of PJ Harvey.
Then, the rhythmic wisdom of the tribal percussions and the peaceful development of the songs - without hurry but without pause – remember us that this women was born in the desert, where supposedly you expect not to find a feeling for electric emotion Supposedly!
Definitely the best of the night.

Francisco Camero.
22nd May 2006. Diario de Sevilla.